CORREDOR COSTERO: LA SECRETARÍA DE CULTURA CONFIRMÓ QUE EL ESTUDIO DE IMPACTO ARQUEOLÓGICO FUE PRESENTADO

El secretario de Cultura de la Provincia Gonzalo Zamora, se refirió al avance de la obra del Corredor Costero del Beagle, informando que “el Estudio de Impacto Arqueológico se encuentra presentado desde el 10 de diciembre del año pasado y el mismo fue aprobado por resolución de esta Secretaría. Esa documentación no solo se encuentra en Cultura, sino que también cuenta con ella el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, la empresa contratista de la obra y la empresa encargada del control de obra”.

Zamora agregó además que, luego de analizado el estudio, se procedió a la contratación “de un equipo de profesionales para llevar adelante el plan de mitigación de impacto a lo largo de toda la traza contemplada en la obra. Ellos estuvieron trabajando durante 4 meses en distintos frentes, antes del inicio del invierno, coordinando con la contratista a fin de relevar nuevamente, identificar y resguardar o rescatar según fuera el caso”.

“El resultante de ese trabajo que llevaron adelante los arqueólogos, que implicó un importante esfuerzo económico del Gobierno de la Provincia con el objetivo de proteger el patrimonio, se desprende que en varios sectores de los distintos tramos se procedió a rescatar patrimonio previo al trabajo de la contratista; se delimitaron áreas a fin de prevenir cualquier impacto accidental y se hicieron propuestas de reducción de calzada en otros sectores”, explicó.

En este sentido, el funcionario comentó que “el patrimonio rescatado se encuentra resguardado en el Museo del Fin del Mundo, donde se están llevando a cabo las tareas de conservación de los mismos. Se está haciendo un trabajo muy serio al respecto, con todo el material debidamente identificado, con todos los datos de campo que acompañan este tipo de tareas. Son 64 cajas que contienen este importante material”.

El secretario aclaró además que “el área reflejada en imágenes que fueron difundidas por redes sociales se encuentra liberado en términos del patrimonio cultural. Se trata de un sector de unos 180 por 14 metros, que ya se encontraba relevada, primero por el Estudio de Impacto Arqueológico y luego por el trabajo de campo que realizaron los profesionales”.

“Se ha cumplido con el estudio de impacto, se llevó a cabo un plan de mitigación, que se retomará a mediados de octubre, se capacitó al personal de la empresa, se hicieron rescates y se está aplicando el protocolo de registro y documentación en el museo”, concluyó.