AMPLIA PARTICIPACIÓN EN LAS JORNADAS SOBRE PRODUCCIÓN DE HONGOS COMESTIBLES PATAGÓNICOS

En el marco del proyecto regional de COFECyT PEBIO-R “Hongos Comestibles: nuevos recursos productivos para la Región Patagónica” del cual nuestra Provincia forma parte junto al INTA y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), en la última semana de abril fueron capacitadas 450 personas en diferentes aspectos de la temática.

En las tres ciudades fueguinas, las directoras del proyecto, Carolina Barroetaveña y María Belén Pildain del CIEFAP-CONICET, disertaron acerca de la función de los hongos en el bosque, su correcta identificación, recolección y potencial producción, todo en miras a la conservación y manejo sustentable no sólo de estos organismos sino de todo el ambiente en el que habitan.

Entre el público participante se contó con profesionales del sector público, turístico, gastronómico, educativo, académico-científico, así como también emprendedores, productores hortícolas y demás interesados en adquirir conocimientos sobre los ecosistemas fueguinos y sus diferentes recursos naturales.

En Río Grande, las disertaciones tuvieron lugar en el Centro Socio Cultural Walter Buscemi con casi un centenar de asistentes. En Ushuaia, gracias al acompañamiento y apoyo de los funcionarios y personal técnico de la Municipalidad, la sala Niní Marshall de la Casa de la Cultura fue el lugar que congregó a más de 260 interesados, mientras que en la ciudad de Tolhuin, sede del CIEFAP, la capacitación abierta se brindó en la Casa de la Cultura, con más de 70 participantes. El acompañamiento en Tolhuin estuvo reforzado por la asistencia de los equipos locales y la presencia del subsecretario de Producción del Municipio Marcelo Motta durante toda la actividad.

Otro de los componentes del proyecto apunta a poder afianzar las capacidades locales en la obtención y conservación del micelio madre de los hongos comestibles. Por ello, las investigadoras del CIEFAP, capacitaron en el laboratorio de la UNTDF de Ushuaia a una veintena de profesionales a fin de poder proyectar la generación de este producto necesario para el cultivo de hongos comestibles como la gírgola y el shiitake. Asimismo, a través de un relevamiento en sectores del bosque fueguino, se capacitó al equipo local a cargo del proyecto, para el correcto muestreo y para la determinación de la presencia y abundancia de los hongos comestibles en el bosque y su correcta identificación.

El director del Instituto de Ciencias Polares, Ambiente y Recursos Naturales de la UNTDF, Dr. Daniel Fernández valoró el trabajo que se viene desarrollando, que comenzó hace unos años con el INTA y señaló que “trabajar con los hongos locales es una temática en la que hay mucho que profundizar, así como en muchas de las especies autóctonas de la región”.

Enrique Livraghi, coordinador territorial del INTA en Tierra del Fuego remarcó que “las problemáticas derivadas del carácter insular de nuestra Provincia hacen que desde el INTA se priorice trabajar con alimentos locales vinculándolos con el turismo gastronómico. Muchos de estos alimentos, como ser los hongos, generan incipientes producciones y son fuente de generación de desarrollo para la región”.

Desde el CIEFAP, las Dras. Barroetaveña y Pildain remarcaron el potencial de los bosques fueguinos y agradecieron los trabajos de coordinación local y regional del INTA, la UNTDF y el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático.

Como conclusión, el ministro de Ciencia y Tecnología Daniel Martinioni agradeció tanto a la comunidad fueguina como a las investigadoras del CIEFAP por todos sus aportes y destacó que “estas instancias con una impronta fuerte de tipo bioeconómico, que congregan a todas las provincias de la región sur del país, desde La Pampa y Neuquén hasta Tierra del Fuego, con eje en ámbitos de bosque tanto como la transición a la estepa y los pastizales abren un sinnúmero de oportunidades de desarrollo local, regional e interregional. Una armónica relación entre el aprovechamiento responsable de los recursos naturales y la conservación de sus ecosistemas  con innovación científico-tecnológica y ampliación del conocimiento, nos permitirán diversificar la producción con un clara marca regional, en este caso, asociados al estudio y aprovechamiento de los hongos comestibles”.